Seat 1500: el coche señorial por excelencia


Seat 1500 Berlina modelo bifaro.

Es un gusto ver como tres unidades de Seat 1500 pasan por Carichiˋs Garaje. Y a la vez es muy fácil y difícil escribir sobre estos coches. Fácil por un lado, porque siempre es un placer poder disfrutar de un Seat 1500 en cualquiera de sus variantes, y a la vez difícil porque es un coche sobre el que se han escrito páginas y páginas de información.
Pero en este mundo del automóvil, siempre centrado en las novedades y en las enormes pantallas y automatismos de los coches nuevos, hay gente joven a los que estos coches les quedan “un poquito lejos”, así que lo mejor es hablar un poco sobre el coche y lo que supuso en la España de esos años.El Seat 1500 es una Berlina posicionada en lo que actualmente se llama segmento D. Derivaba directamente del Seat 1400 C, que se fabricó entre 1960 y 1964 conviviendo un breve periodo de tiempo con el Seat 1500 de primera serie. La carrocería del Seat 1500, al estar directamente relacionada con el anterior Seat 1400 C, se basaba por tanto en los modelos italianos Fiat 1800/2100, aunque aquí en España solo se fabricaron con motor de cuatro cilindros (con cilindradas correspondientes a su denominación). La moda americana de esos años en donde imperaban las aletas enormes, es algo que también se utilizó en el diseño del 1500, aunque aquí en Europa fueron bastante más discretas que las que se hacían al otro lado del charco.

De izquierda a derecha. Seat 1500 bifaro taxi, Seat 1500 bifaro berlina y Seat 1500 monofaro “semicerrado”

Así las cosas, el Seat 1500 empezó a fabricarse en 1963, ofreciéndose al público en versiones Berlina y Familiar. A nivel estético no era una gran novedad respecto del Seat 1400C, pero el Seat 1500 se puso a la venta con un nuevo motor que incrementaba su cilindrada hasta los mil quinientos centímetros cúbicos, quedando descartados los seis cilindros de sus homólogos italianos, aunque esto no quiere decir que al inicio de la producción del modelo fuese un coche con potencia escasa, pues otros competidores de su segmento (en España solo llegaban como importación), tenían menos potencia. Sin embargo, con el paso de los años el 1500 se quedó lejos de otros competidores a nivel mecánico, y no le hubiera venido nada mal algún motor más potente. Los 72 caballos iniciales, movían bien el conjunto en una España en la que las carreteras aún no permitían grandes velocidades, y con respecto al resto del parque automovilístico español eran una gran diferencia. Más tarde, con la última evolución del Seat 1500, la potencia subió a los 75cv, mejora inapreciable, pero suficiente para poner un poco al día al modelo.

El modelo taxi es de 1969, el modelo berlina es del 1970 y el modelo “semicerrado” es de 1968.

A nivel técnico, el chasis era de tipo “clásico” con el motor situado en la parte delantera y mandando la tracción a las ruedas traseras. La caja de cambios era de 4 velocidades con la particularidad de que la palanca estaba situada en la columna de dirección, herencia de los automóviles americanos, aunque no fueron pocos los dueños que tanto nuevos como de segunda mano pasaban la palanca de cambios al piso. Los frenos eran de disco en las cuatro ruedas según fue evolucionando el modelo, aunque los primeros Seat 1500 heredaban del 1400C los cuatro tambores.
La dirección era de tornillo sin fin, criticada por su dureza más que otra cosa, aunque para 1968 (versión 1969) se mejoró el mecanismo para suavizarla.
A nivel de suspensiones, heredaba las del Seat 1400 C, contando delante con sistema de trapecios superpuestos y amortiguadores hidráulicos con muelle. Detrás era un simple eje rígido que siempre adoleció de proporcionar poca adherencia a elevadas velocidades si la carretera estaba ondulada.

Arriba, la antigua insignia correpospondiente a los modelos monofaro. Debajo la nueva insignia que se empezó a motar en los bifaro.

El interior no varió mucho a lo largo de su existencia salvo por los cambios de tapicería y acabado que suelen tener todos los coches con el paso de los años. El salpicadero en sus dos últimas series pasó a ser de imitación madera, siendo de metal en las primeras series. Con hasta seis plazas en su habitáculo en la versión Berlina (delante se contaba con una banqueta corrida), y hasta con 8 plazas en la versión familiar (se contaba con un “transportin” en el maletero para un par de niños) el Seat 1500 era el coche ideal para viajar en aquellos tiempos, pues además su chasis estaba encaminado claramente hacia el confort de marcha, el habitáculo era amplio y el maletero tenia capacidad más que suficiente. Y si este se quedaba pequeño, siempre existía la opción de comprar la versión familiar con más espacio en este hueco.
En definitiva el Seat 1500 era el coche “señorial” por excelencia de aquellos años. Tuvo éxito entre la clase acomodada (sobre todo porque era lo único que te podías comprar, ya que el Dodge Dart era bastante más caro y aunque mejoraba las prestaciones era a cambio de un consumo de gasolina desorbitado, y realmente no ofrecía un habitáculo más amplio), fue el taxi por excelencia de España y el coche preferido de los organismos oficiales. Modificados en su carrocería y hasta chasis, se usaron como ambulancia, grúa, pickup, limusina, taxi alargado, coche fúnebre, etc. Hasta 1972, año en que se le dio cese a su fabricación para ser sustituido por un más moderno estéticamente Seat 132, y sobre todo mejor motorizado, se fabricaron unas 135.000 unidades. Más adelante, presentaremos un análisis más profundo a nivel técnico del Seat 1500, pues bien merece un escrito más detallado.

Grafia del volante de aquellos años. Hay que fijarse bien para ver los relieves de las letras. Actualmente las marcas han perdido estos detalles.

Para la sesión de fotos, decidimos encontrarnos con las 3 unidades bien temprano en el Cerro de los Ángeles, lugar idóneo para fotografiar tres maravillas con 52, 51 y 50 años a sus espaldas. Aunque nos reunimos muy temprano para no encontrar gente, los coches fueron un imán para la muchedumbre pues todo el mundo se concentraba alrededor de ellos para realizar fotos y resultaba muy difícil hacer un buen encuadre sin gente en el plano.

Esta versión semicerrada se encuentra en el estado de conservación justo para que la pátina haya dejado su sello con gusto.

El primero de ellos es una bonita y exclusiva versión “familiar semicerrada” de la serie “monofaro” en estado de conservación y nunca restaurada. Equipa un par de luces antiniebla orginales de la época, y puestas por su primer propietario. Verla en vivo es una preciosidad, pues conserva toda la pátina del tiempo con el desgaste justo y necesario para darle ese toque retro. Incluso conserva su bonita radio Philips original de la época que casa perfectamente con el color y diseño del salpicadero.

Salpicadero de metal a juego con la carrocería, volante con aro de claxon, cambio en la caña de direccion, amplia visibilidad…

El 1500 “semicerrado”, evidentemente se distinguía de las versiones familiares normales por la trasera. Pero el cierre no era un apaño solamente a base de tapar los cristales, si no que esa parte de la carrocería está perfectamente modificada y pasa a formar parte del conjunto, modificando también el interior del maletero. Este pasa a llevar una trampilla que oculta un doble fondo (bastante grande y profundo), mientras que la rueda de repuesto se reubica en un lateral dentro de él. Una vez cerrado, estéticamente guarda bastante similitud con el modelo familiar normal, aunque este en su lugar lleva un “transportín” que se despliega a contramarcha y permite llevar a dos ocupantes más (niños, por el espacio disponible). Además una particularidad del Seat 1500 tanto en su versión “semicerrada” como “familiar” es que permite abrir solamente el cristal trasero sin necesidad de abrir la parte de abajo y se pueden cargar objetos con mayor comodidad, aunque este aspecto en un clásico ya no tiene ninguna relevancia.

El espacio del maletero es generoso, a lo que se suma un doble fondo, y además podemos abrir el cristal independientemente de la portezuela de abajo para realizar operaciones de carga.

Matriculada en León en Enero de 1968, ha pasado prácticamenete toda su vida en la residencia de su dueño original, Villaquilambre, al norte de la ciudad de León. Panadero de profesión, aunque tenía otro coche dedicado en exclusiva a la actividad del local, compró este 1500 con esta peculiar carrocería por si en un momento dado tenía que dedicarlo momentáneamente a las labores de la panadería, aunque el uso prioritario al que estaba destinado era el privado como coche familiar. Permaneció en propiedad de su primer dueño hasta el año 2005, aunque esta persona tiempo atrás ya le había dado relevo con otro coche más moderno. Con estas, cedió este coche a su hijo para que lo usara para ir con al campo, coger leña y demás actividades habituales en zonas rurales, aunque de manera muy residual.

El habitáculo es el mismo que el resto de 1500. Amplio, confortable y bien acabado. Las diferencias están en el maletero.

Poco después, también en ese año 2005, el coche fue guardado en una cochera en el mismo Villaquilambre casi 12 años. Pero durante esos años de “sueño de los justos”, este 1500 sufrió el desplome del techo encima suya. Por suerte era un techo de cañizo, material ligero que no le causó daños a la carrocería, y aunque el coche quedó casi totalmente sepultado fue rescatado antes de que fuese llevado al desguace. La persona que lo rescató en 2017 se lo vendió a su actual propietario, quien desde el año 2020 lo usa para concentraciones y exposiciones, causando expectación por lo raro y exclusivo de esta carrocería. Es llamativo que siendo el más antiguo del trío y el único de los tres cuyo estado es el de conservado sin restaurar, lo redondo y suave que suena su motor, (aunque entre sus facturas hay una de los 90 que indica solamente “reparación motor” y cuyo su importe no parece encajar con un gran obra), es muy posible que este motor haya tenido una cura de rejuvenecimiento, ya que el número de motor corresponde al de los papeles del coche. Además no emite mucho ruido ni ningún tipo de humos.

El motor funciona de maravilla a sus 52 años y gira totalmente “redondo” y con poco ruído.

Sus asientos se encuentran en muy buen estado, y parece que durante sus años en activo fue bien tratado y cuidado y que mientras hibernó doce años el paso del tiempo no causó estragos en su mecánica ni interior más allá de los normales estéticos. Además llama la atención su estado porque donde ha pasado la mayor parte de su vida es un lugar donde los inviernos son duros, la nieve solía hacer bastante acto de presencia, y las carreteras de la época eran bastante peores que ahora; en definitiva una suerte. Este tipo de carrocería fue realizada sólo sobre el modelo 1500 “monofaro”, y actualmente se sabe que de él quedan 6 unidades, una de las cuales emigró a Alemania hace unos años. Es sin lugar a dudas, el Seat 1500 más raro del trío, y también uno de los más exclusivos que existen sino el que más. Por suerte su actual propietario es consciente de esta rareza y tiene el coche guardado con celo para que siga en estado de marcha otros 52 años si hace falta.

El bonito frontal “enfadado” de los 1500 se acentúa en la versión monofaro.

La siguiente unidad, siguiendo la edad de los coches, es el Seat 1500 taxi. Esta silueta y ese color ha recorrido millones y millones de kilómetros por las ciudades de España, siendo un coche totalmente conocido y añorado por los profesionales del gremio tanto con unos años encima como por los más jóvenes. Es algo así como el taxi Checker de Nueva York a la española. El Seat 1500 aparte de estar ligado a la berlina de la clase acomodada, está también ligada al sector del taxi español, y no son pocas las personas que han nacido en un Seat 1500 taxi camino de la maternidad, como antes se llamaban.

Seat 1500 Taxi correspondiente a la carrocería Bifaro de 1969 y equipada con un motor Perkins.

Esta unidad corresponde al año 1969, por lo que equipa ya el frontal del bifaro y las mejoras de la dirección para hacerla más suave (que no directa). Como particularidad, todos los Seat 1500 salían de fábrica con motor de gasolina, y se transformaban a motor de gasoil en talleres independientes. Así fue hasta que Seat vio la necesidad y pasó a sacar las versiones con dicho combustible con motores Mercedes Benz, primero con 1800cc y posteriormente con 2000cc (denominadas como Seat 1800 y Seat 2000).Pero esta unidad pertenece a la época pre-diesel y equipa un Perkins de gasoil, motor que junto con los Barrerios y Matacás eran los disponibles en el mercado para estas transformaciones. Su propietario actual, que además es profesional del gremio y lo lleva en la sangre pues su padre, aunque ya retirado también lo fue, tiene el motor de este Seat 1500 Perkins en un estado de salud envidiable. Además es un perfecto conocedor de la mecánica pues previa a su etapa laboral actual, ha trabajado durante bastante tiempo en un taller mecánico bastante grande, con lo que este coche tiene unas buenas mejoras que le hacen funcionar mucho mejor, y que en su momento no se realizaron por el desconocimiento y falta de medios de la época, y porque, seamos realistas, antes las marcas de coches usaban muchas veces la norma del “así vale y el todo vale”.

Para empezar, lleva un refrigerador de aceite para mantener la temperatura del mismo a un nivel correcto, ya que estos motores terminaban “muriendo” porque dicho líquido alcanzaba altísimas y peligrosas temperaturas mientras que el refrigerante se encontraba frío ya que el ventilador giraba solidario con el cigüeñal. De esta manera el aceite siempre se encuentra funcionando en el rango de temperatura adecuado. Así mismo, y para ayudar a controlar la temperatura del motor se ha instalado un electroventilador que funciona solamente cuando debe hacerlo y así el líquido refrigerante se mantiene también en su rango de temperatura adecuado. De hecho, es sabido por todos que antiguamente eran muchos los coches que instalaban una “bufanda” en la rejilla delantera para restringir la entrada de aire y ayudar a que el vehículo cogiese temperatura en los meses invernales.

Motor Perkins muy usado en el sector del taxi o de las personas de cualquier rama profesional que realizaban elavadas cifras de kilómetros.

Por otro lado, y para ayudar a una mejor y más eficiente combustión del gasoil, este lleva un calentador del mismo para que ingrese a las cámaras de combustión a la temperatura correcta. De esta manera, se quema todo y se reduce la cantidad de humos del escape a parte de conseguir que el motor rinda más y que en los meses invernales el coche funcione mejor. No es un sistema descabellado pero si ingenioso, ya que los diesel actuales llevan instalado un calentador de gasoil para este fin. Este funciona con el agua de refrigeración del motor que ayuda a calentar el gasoil que entra a la bomba de inyección, este se manda a los inyectores, y gracias a esto la cámara de combustión trabaja mucho mejor al realizar su ciclo con un combustible que entra a una temperatura adecuada.
Pero aquí no acaba todo, puesto que el diseño original de los colectores de escape provocaba una contrapresión de la salida de gases de los cilindros 1 y 4 junto con el 2 y 3, que provocaba que la cámara de combustión tuviese problemas para vaciarse correctamente cada vez que se abrían las válvulas de escape. Con un pequeño rediseño interno, redirige al primer tramo del tubo de escape los gases de los cilindros correctamente y se vacían mejor estos en cada ciclo de trabajo permitiendo que a la apertura de la válvula de admisión entre aire fresco en mejores y mayores cantidades.

Esta “P” corresponde al logotipo de la casa Perkins, y se ponía en la tapa del depósito para indicar que había que llenarlo con gasoil y no gasolina.

Esta serie de mejoras harán que los más puristas estén soltando blasfemias, pero a nivel estético exterior no afectan nada, y a nivel estético interior al abrir el capot solamente representan unos pocos tubos más por el motor, y sin embargo hacen que el coche funcione mucho más suave, eficiente, rápido y haciendo que la integridad mecánica sea más alta. De hecho, y aunque no pudimos comprobarlo porque se nos echaba el tiempo encima, su actual propietario nos asegura que el andar que tiene ahora este coche es muy parecido al modelo de gasolina.

La carrocería Berlina era perfectamente válida para el sector del taxi pues es un coche amplio y con un buen maletero.

Respecto de su aspecto exterior, las fotos hablan por sí solas. Es una estampa simpática y agradable de ver se mire del ángulo del que se mire. Incluso lleva montaba una baca original, con su número de patente (obligatorio por normativa de esos años), al igual que el resto de accesorios destinados para tal fin, que cumplen la normativa vigente de aquellos años y funcionan perfectamente. Con esto me refiero sobre todo al más llamativo de todos, que es el taximetro, que aun con todos los años y kilómetros que tiene a sus espaldas sigue funcionando perfectamente, algo que comprobamos aunque fuese en parado. Su dueño nos cuenta que está conectado por un lado a la transmisión y por otro al velocímetro ya que este se regía tanto por la velocidad y distancia, como el tiempo que estaba el coche parado con el taxímetro en marcha. En el parabrisas nos encontramos con las tarifas vigentes en nuestras añoradas pesetas (aunque estas corresponden al inicio de los años 80).

El taximetro original funciona perfectamente y es un elemento muy curioso por la antigüedad del mismo.

El resto del interior está conforme a esos años y al resto de los 1500 taxi. Tapicería de skay marrón y con un habitáculo amplio para que viajasen cómodamente todos sus pasajeros. La diferencia principal en el interior con respecto a los 1500 normales (obviando los elementos destinados a la actividad profesional) es el cuadro de mandos, ya que en los modelos de gasolina se indica tal combustible y en los transformados a diesel se solía tachar este letrero y se adaptaba uno con la palabra “combustible”. Aunque posteriormente, cuando Seat decidió sacar las versiones Seat 1800d y 2000d, el cuadro de estos ya venía modificado directamente de fábrica.

Esta luz indicaba al resto de usuarios de la vía si estaba libre o en servicio

Respecto de las idas y venidas de este coche, es un modelo de 1969 transformado como tal por su dueño original, el cual lo uso y disfrutó muchos años y al cual le hizo una indecente cantidad de kilómetros. Así fue hasta que quedó relegado a dormir también el “sueño de los justos” como su anterior compañero. En ese momento aparece la figura de su actual propietario, quien buscaba un Seat 1500 diesel y que había visto uno anunciado. Pues por las causalidades de la vida, uno de los días montó en su taxi a una mujer con la que conversando durante el viaje, aseguraba que conocía a una persona que vendía un Seat 1500 diesel. Sorpresas de la vida resulta que cuando la llevó al final de su destino, paró delante del Seat 1500 diesel aparcado en la calle y le dijo “este es”. Y por las mencionadas casualidades de la vida, resulta que era ese el modelo anunciado a la venta y al cual todavía no había llamado. El final de la historia es que el Seat 1500 taxi de las fotos es este mismo del que hablamos.

Hubo que someterle a una restauración, ya que había sido un coche con mucho uso y de paso casi necesaria para poder hacer la transformación a versión taxi, siguiendo todas las especificaciones de la época. Algo que para alguien del gremio, y cuyo padre también pertenecía él, no resultaba complicado.
Pues con esta historia, el resultado es excelente y el coche muy llamativo, porque su dueño ha cuidado todos los detalles del modelo, incluyendo hasta la discreta luz del techo de ocupado/libre que se enciende y apaga conforme se activa o desactiva el taximetro.
Es curioso mirarlo y verlo rodar, y además su actual propietario (que aunque es una persona muy joven la afición por los Seat 1500 le viene de lejos, pues compró el primero de ellos con solo 14 años, por lo que los conoce perfectamente) se encarga de tenerlo en un estado de marcha con el que perfectamente puede esperarte cada mañana en la puerta de casa para llevarte y traerte a tu trabajo, por ejemplo, o llevarte a realizar cualquier tipo de recado. Y además en un coche diferente y con estilo.

La sobria elegancia europea; así es como rezaba la publicidad del Seat 1500 en su momento.

La última unidad del trío es un Seat 1500 de 1970 en un llamativo color rojo que le da un aspecto muy elegante. De hecho, la publicidad de esos años en los que el Marketing moderno daba sus primeros pasos decía tajantemente: “la sobria elegancia europea”. Evidentemente es así, pues el 1500 pertenece a una época donde los detalles se cuidaban mucho con superficies adornadas con cromados reales. Como otros muchos coches de su época, hay que verlos al natural y fijarse de cerca en los pequeños detalles. Esta unidad, la más moderna del trío, y al igual que su compañero anterior, pertenece a la carrocería bifaro, siendo la penúltima evolución del Seat 1500, ya que el siguiente modelo se denominó como “maleta cuadrada” donde la parte trasera recibió unos pilotos traseros “cuasi-planos” y una tapa de maletero prácticamente recta en vez de curvada como hasta ese momento.

El color de este 1500 luce al sol preinvernal de Noviembre de maravilla, y más en un entorno tan bonito como este.

En cualquier caso a la vida del 1500 le quedaban ya dos años de vida y la Seat, seguramente “bien” asesorada por su departamento de marketing se negaba a instalar en el coche lo que le hubiera permitido competir de tú a tú con la nueva competencia que iba apareciendo: un motor más potente. Cosa que no hubiera sido difícil por cuanto los nuevos biárbol de 1600 y 1800cc que ya equipaban otros hermanos suyos, como el Seat 1430 y el 124 sport, hubieran encajado perfectamente en el vano motor sin hacer modificaciones importantes. De todas formas estas transformaciones las hicieron algunos dueños exprofeso en talleres independientes y con bastante buen resultado.

La combinacion de color exterior e interior le sienta muy bien al coche, dandole un aire muy diferenciado.

Así las cosas el 1500 de este artículo llama la atención por la bonita combinación de colores de carrocería e interior. Su motor se rectificó y restauró hace unos años por su antiguo propietario poco antes de vendérselo a su actual dueño, debido a que ya empezó a dar problemas de desgaste. Este coche lo compró su actual propietario hace seis años y realizó una restauración estética ya que la venía pidiendo a gritos. Pintado originalmente en un color negro mate, fue sometido a un buen proceso de restauración de su carrocería y pintado en el tono actual que luce. Lo mismo sucedió con el interior, que ante el desgaste que acusaba, se decidió retapizar por completo en un bonito tono claro en asientos y puertas a juego con la carrocería. El resultado salta a la vista, pues el coche llama la atención y al sol hay que buscar un buen enfoque para fotografiar pues refleja mucho por lo brillante de su carrocería. Indudablemente, este coche bajo mi punto de vista es ideal para una boda, pues “casa” perfectamente con un evento de este tipo.

La globalización mundial ha hecho que se pierdan las buenas costumbres y ya no encontramos en los Seat indicadores en Español.

Este modelo lleva incorporado un grupo trasero denominado “super largo”, que le permite ir un poco más desahogado en carretera al girar el motor a menos revoluciones, y de paso reducir un poco el nivel de ruido. Este tipo de cosas se hacían antes con bastante asiduidad fuera ya de fábrica, y existían tres grupos: normal, largo y superlargo. Su motor, por cierto, lleva un accesorio de la época para cubrir los colectores de escape y que estos no desprendan tanto calor y que le da un aspecto diferente al motor.
Al igual que el resto de sus compañeros, su habitáculo ofrece espacio de sobra para realizar largos desplazamientos sin prisa pero sin pausa. El espacio longitudinal es bueno, y la anchura también. Esto le permitió al 1500 estar tantos años en producción, porque con el tiempo fue surgiendo una dura competencia, y la más feroz dentro de su casa con el Seat 124.

El motor del Seat 1500 en esta variante alcanzaba los 75cv para moverse sin prisas por las carreteras de entonces.

Bueno, antes hemos dicho que lo compró su actual propietario, pero para ser justos y decir las cosas de verdad, este coche fue un regalo de su esposa. Su actual dueño llevaba ya tiempo buscando un Seat 1500 pero por las cosas de la vida no se atrevía dar el paso, por lo que fue su esposa la que le dio la sorpresa. Un día, pensando que iba a pasar otra aburrida mañana de compras llevando bolsas y más bolsas, vio como se acercaba un Seat 1500 pintado en un tono negro y se quedó mirándolo mientras le decía a su mujer entusiasmado “¡mira, un 1500!”. Pero de repente ese extraño 1500 que pasaba por allí, dio la vuelta y se paró delante de nuestro amigo y su mujer, y allí se destripó la sorpresa. Evidentemente no vimos la cara de su actual dueño pero si nos la imaginamos. Por cierto, una mujer así, que te da una sorpresa de este tipo, solo pasa una vez en la vida; no la pierdas. ;).

Seat 1500, un coche deseado por muchos y que con los años ha dejado numerosos recuerdos familiares y grandes aficionados al modelo.

Para finalizar, y como es de bien nacido ser agradecido, este artículo no habría sido posible sin la enorme amabilidad y colaboración de mis tres amigos: Agustín (Seat 1500 semicerrado de 1968), Andrés (Seat 1500 taxi de 1969) y Francisco (Seat 1500 berlina de 1970). Gracias por prestaros a la realización de este artículo, poner a mi disposición vuestros preciosos vehículos, hacedme partícipes de vuestras historias personales con ellos, y todas las facilidades que me habéis dado. Y aunque me vais a echar la bronca porque vuestras fotos no son las mejores con la prisa del momento, de corazón gracias, ha sido un enorme placer vuestra confianza.

Agustín propietario del modelo de 1968
Andrés, propietario del modelo de 1969
Francisco, propietario del modelo de 1970

Autor: Álvaro Gonzalo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s